Arraigados en Cristo

La diócesis de Madrid se convertirá entre los días 16 y 21 de agosto del 2011 en la sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2011. Este gran acontecimiento contará con la presencia del Papa y un gran número de obispos y sacerdotes. Pero sobre todo, la convocatoria acogerá a una multitud de jóvenes seguidores de Cristo procedentes de todo el mundo.

Bajo el lema “ARRAIGADOS EN CRISTO, EDIFICADOS EN CRISTO, FIRMES EN LA FE” (Col 2,6), la JMJ será un encuentro evangelizador en el que los protagonistas serán los jóvenes, que se desarrollan como individuos en el seno familiar. Desde esta perspectiva, se mantiene también el objetivo pastoral de este año, que es la familia como núcleo social.


Nuestra relación con Cristo se inicia con el Bautismo, que es nuestro nacimiento a la vida en Dios. Y como en cualquier relación, es muy importante establecer unos buenos cimientos; es vital el conocimiento y la comprensión de la Palabra de Jesús y nuestro crecimiento en Él para que su vida arraigue en nosotros y nosotros en Él.


Por eso, para preparar la JMJ, es necesario que todos repasemos nuestra fe cristiana, que tan claramente se profesa en el Credo. La Comunidad Cristiana y particularmente los jóvenes, podrán hacer este camino interior hacia Cristo mediante la reflexión sobre los artículos del Credo, que no son afirmaciones ajenas a la vida, sino la misma vida de Dios presente en nuestra existencia cotidiana.


Y es que, como dice nuestro cardenal Antonio María Rouco Varela, “cuando el conocimiento de Cristo arraiga en nosotros, toda nuestra vida –pensamientos, emociones, relaciones personales, iniciativas…– tiene en Jesucristo sus raíces, que le dan alimento y firmeza”. Y “nos sentimos urgidos, como misioneros, a proclamar a otros nuestra experiencia de Cristo para que también ellos gocen conociendo a Cristo y viviendo la novedad absoluta de la vida nueva que nos trae”.