FE+CARIDAD = MISIÓN

Domund 2013

Este domingo celebramos el Domund; DOmingo MUNDial de las Misiones bajo el lema "Fe + Caridad = Misión". Es el día en que toda la Iglesia universal reza por la actividad evangelizadora de los misioneros y misioneras, y colabora económicamente con ellos en su labor, especialmente entre los más pobres y necesitados. “No os canséis de educar a cada cristiano, desde la infancia, en un espíritu verdaderamente universal y misionero, y de sensibilizar a toda la comunidad para que sostenga y ayude a las misiones según las necesidades de cada una”, nos dice el Santo Padre.

El 37% de la Iglesia católica lo constituyen territorios de misión y un total de 1.100 circunscripciones eclesiásticas que dependen de la ayuda personal de misioneros y misioneras y de la colaboración económica de otras Iglesias para realizar su labor. Así que con los donativos se subvenciona el sostenimiento de los misioneros y sus colaboradores. También se atienden otras necesidades especiales: construcción de iglesias y capillas, formación cristiana, etc…, además de desarrollar proyectos sociales, educativos y sanitarios.

También, ante catástrofes naturales o bélicas, los misioneros canalizan la ayuda de organizaciones sociales y se dedican a atender a los damnificados. El DOMUND colabora con ellos principalmente para que puedan permanecer en la misión tras esas situaciones de especial emergencia humanitaria.

Pero, ¿cuáles son sus principales fines?

1. Iniciar a los fieles en la “contemplación” del rostro de Dios, en el que se reflejan los rostros de los más pobres y necesitados.

2. Promover entre los fieles una sensibilidad y predilección hacia los que, aun sin saberlo, buscan conocer y ver a Jesús.

3. Participar en las actividades organizadas por las comunidades eclesiales con motivo de la celebración del DOMUND.

4. Colaborar con una generosa aportación económica para atender las necesidades materiales de los misioneros y de las misiones.

5. Intensificar la oración y el sacrificio por las vocaciones misioneras de sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos.

Por eso, la colaboración de todos no es sólo importante e imprescindible para llevar a cabo la Misión, sino que también es tarea cristiana contribuir a la realización de la misma. No te quedes al margen y participa en la construcción de un mondo mejor; colabora con el DOMUND.


ORACIÓN
 
Señor Jesús,
que has prometido permanecer entre nosotros
si nos amamos como Tú nos amas,
 
Te rogamos lleves a buen término
-por los caminos de la paz,
de la justicia y del perdón­
a esta humanidad lacerada de guerras,
violencia y hambrienta de fraternidad.
 
Da fortaleza a los misioneros
que están llevando la antorcha de la fe
y haz que,
siguiendo los pasos de San Francisco Javier,
sean testigos valientes del Evangelio,
 
Infunde en muchos jóvenes la ilusión de seguirte por
el camino de la vocación al laicado,
a la vida consagrada y a la vida sacerdotal.
 
Te lo pedimos en unión con María,
Reina de las Misiones
y Estrella de la Nueva Evangelización.