Retiro de Adviento

Queridos parroquianos: año tras año, en ese transcurrir del tiempo litúrgico que la Iglesia nos propone, el ADVIENTO, viene a nuestro encuentro con una fidelidad multisecular. Adviento es tiempo de espera, Adviento es tiempo de preparación a la Navidad. Veinticuatro días que dedicaremos, con cuatro domingos, para acoger al Emmanuel en nuestro corazón, en nuestras casas, en nuestra parroquia. Adornar nuestras calles de luces multicolores, colocar símbolos navideños, reunirnos con los familiares, desear paz y felicidad son expresiones de lo novedoso, de lo grandioso del evento que está por llegar. Pero todo esto no es suficiente, urge preparar nuestros corazones; es necesario volver a nuestro interior, a lo más íntimo de nosotros mismos y echar una ojeada, ventilar nuestra alma y llenarla del Espíritu de Dios para que en nosotros nazca el Niño-Dios.

Es por ello, que os comunico una noticia maravillosa, una hermosa buena nueva: el día 30 del presente mes de noviembre, sábado, tendremos en nuestra parroquia, desde las 10 hasta la las 12 de la mañana, un encuentro de todos los parroquianos.

Este encuentro, que llamamos Retiro de Adviento, nos permitirá alcanzar el objetivo antes mencionado y que, repito, nos permitirá prepararnos a la Navidad. Empezaremos a las 10:00 horas con una oración comunitaria; a continuación el Padre Aurelio, de la Orden de los Padres Somascos, nos hablará al corazón sobre el Adviento; seguidamente tendremos la exposición del Santísimo con la consiguiente adoración.

Este momento, que durará una hora, será un momento entrañable y fecundo, pues tendremos la posibilidad de confesarnos. Los sacerdotes que vendrán de fuera estarán a nuestra disposición en el confesionario y en otros lugares adecuados para este sacramento, para reconciliarnos con el Señor y experimentar su gracia y su amor.

Terminaremos a las 12:00 horas con la bendición final. Os invitamos a todos. Aprovechemos este momento de gracia y perdón de Dios. Un saludo.