Navidad es tiempo de esperanza

Te invitamos a vivir este tiempo de Navidad en clave de esperanza 

Este domingo 15 de diciembre, celebramos la Colecta de Navidad de Cáritas y, con la de este año, Cáritas cierra un ciclo de Campañas Institucionales que empezaron en 2011, y que han tenido como lema: “Vive sencillamente para que otros sencillamente puedan vivir”.

Con esta nueva Campaña de Cáritas, queremos constatar y testimoniar que viviendo con sencillez y estando preocupados por el bien común, estamos abriendo caminos de Esperanza hacia un nuevo Modelo Económico y Social donde las personas son lo primero, que hay que rescatar y salvaguardar.

 

Desde Cáritas anunciamos que hay otra manera de entender la Economía y la Sociedad basada en la prioridad de lo comunitario, en la preocupación por el bien común. Con esta Campaña queremos dar a conocer que otro mundo nuevo ya está abriéndose paso aquí y ahora, gracias al compromiso y testimonio de mucha buena gente, que en su entorno social son signos de esperanza. Desde la experiencia de Cáritas creemos que la economía y la sociedad deben estar basadas en la prioridad de lo comunitario, en la preocupación por el bien común.

Por todo ello, te queremos invitar a transitar por estos caminos abiertos de la esperanza, te queremos animar a construir y potenciar lo comunitario, porque éste es el único camino de humanización y de esperanza para dar solución a las problemáticas sociales de nuestro mundo. Construir comunidades, grupos humanos solidarios, donde todos sus miembros están vinculados los unos a los otros, porque sienten que la suerte que pueda correr su prójimo es su misma suerte; lo que a él le ocurre, a mí me ocurre. Una comunidad, un grupo humano, que vive y convive así, será una comunidad de esperanza contagiadora de esperanza (Cfr. Hch 4,32-35).

Queremos invitarte a vivir este tiempo de Navidad en clave de esperanza. Da prioridad a las relaciones con los demás, al tiempo que les dedicas; sal al encuentro, toma la iniciativa, acoge y escucha. Consume con tus cinco sentidos, el comercio justo es una buena opción para acercarte a realidades de otros países y colaborar con un comercio sostenible para los productores y sus familias. Puedes llenar la Navidad de algo más que de regalos: puedes ser esperanza para otros. No esperes más: un nuevo año está a punto de comenzar. Comparte algo de ti con los que más lo necesitan, tu tiempo, tus bienes, tus habilidades… y déjate tocar por su realidad. Hoy te pedimos, en especial, tu aportación económica a esta campaña. Entrégate al prójimo y así harás posible otro mundo.