Pascua: Reconocer la resurrección

Jesús resucitó y está entre nosotros, para salvarnos de la muerte y del pecado 

Compartir la Resurrección de Jesús al no creyente, es tarea difícil hoy en día, con tanta tecnología, con tanto consumismo, con tanta televisión y con tan poco tiempo; la frialdad de la sociedad en que vivimos nos impide anunciar a Cristo de una manera personal y directa, pero si exteriorizamos este sentimiento de alegría a los demás, compartimos nuestros gozos, transmitimos el amor de Dios a quienes nos rodean y reflejamos ese amor, podemos anunciar de alguna manera que Cristo, el condenado y crucificado en la cruz aquel día de dolor, resucitó y está entre nosotros, para salvarnos de la muerte y del pecado.

Jesús está vivo: ha resucitado, nos cuida a todos por igual, y nos ama. Anunciemos con gozo que en cada día de nuestra existencia no nos abandonará y que, al morir, entregó su vida por nosotros para demostrarnos su amor; si de alguna manera podemos aportar nuestro granito de arena como cristianos anunciando a Cristo, de esta manera demostraremos a los demás que no murió en vano y que nos dejó una herencia de amor tan grande que tenemos que proclamarla hasta los confines de la tierra.

Te pedimos María, que así como tú creíste en tu Hijo amado, intercedas por nosotros y nos ayudes a tener fe y creer en tu Hijo Jesucristo, a reconocer la Pascua como tiempo de conversión y que con la alegría de ser cristianos poder proclamar su evangelio por los siglos de los siglos. Amen.