Decir “SÍ” a Dios

El día 1 de junio, varios jóvenes de la Parroquia serán confirmados

Unos días, sólo unos días para decir a Jesús el sí más fuerte que le haya dicho hasta ahora. Unos días para que la cruz quede marcada en mi frente, pero sobre todo en mi corazón. Unos días para decir ante todos que le amo, para agarrar fuertemente la cruz y cargarla ante la mirada de todo aquel que se acerque a mí. Unos días para gritar desde mi corazón que aquí estoy, que haga conmigo lo que quiera y sobre todo que me dé fuerzas para aceptarlo y dejarme llevar por sus manos.

 

Unos días, Señor, me separan de la plenitud del espíritu; te alabaré, Señor, por ti seré Sal y Luz, por ti recorreré el mundo anunciando tu mensaje. Mi Dios, dame un sayo, cédeme unas sandalias y sobre todo, sé mi bastón, pues sin tu apoyo nada tiene sentido.

Todo lo pasado, todo lo vivido, experiencias, amigos, encuentros, risas y lágrimas….Todo, todo es por ti y de ti. Mi Jesús, Gracias, sólo puedo darte Gracias.

Ayúdame a gritar que confío en ti, ayúdame a estar orgulloso de la cruz, ayúdame a amarla siempre, ayúdame a morir por ti cada día y, sobre todo, ayúdame a no olvidar que sin ti nada tiene sentido, que sin ti no siento nada, que sin ti me siento vacío, apagado, solo. Muero si no vivo por ti.

Sé que estás cerca, que siempre lo has estado y que me amas como yo nunca podré hacerlo… No lo merezco Padre, pero lo necesito. Gracias por estar allí dónde te busco.

Sólo unos días para volver a probarte…