Operación Kilo

Hemos vivido unos días, la Navidad, en los que  nos hemos sentido más sensibles ante las personas que lo pasan mal  y nuestro corazón se ha hecho más solidario, y , mucha gente en estos días ha decidido hacer algo por los demás y buscar maneras de ayudar a los otros. Pero ahora mismo, existen personas en el mundo que padecen angustia de no saber con certeza cuando van a poder comer, y …… a veces no están tan lejos….. que necesitan comida y también kilos de apoyo  y de afecto porque han perdido la seguridad en lo que esperaban. Y tienen la esperanza de que, los que tenemos  la suerte de comer todos los días varias veces, nos acordemos de ellos.

Leer más:Operación Kilo

El Bautismo del Señor

La fiesta de hoy, con la que concluye el tiempo navideño, nos traslada, como peregrinos en espíritu, a las orillas del Jordán, para participar en el bautismo de Jesús por parte de Juan Bautista.

Jesús se manifiesta como el "Cristo", Hijo unigénito, predilecto del Padre. Y así comienza su vida pública"mientras Jesús, también bautizado, oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y se escuchó una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo predilecto, en ti me complazco" (Lc 3, 21-22). Esta "manifestación" del Señor sigue a la de Nochebuena en la humildad del pesebre y al encuentro de ayer con los Magos, que en el Niño adoran al Rey anunciado por las antiguas Escrituras.

Siguiendo el ejemplo de Jesús, con el bautismo, los cristianos nos convertimos en miembros vivos de la Iglesia. Somos ungidos con el óleo de los catecúmenos, signo de la suave fuerza de Cristo, que se nos infunde para que luchemos contra el mal. Sobre nosotros se derrama el agua bendita, signo eficaz de la purificación interior mediante el don del Espíritu Santo. También recibimos la unción con el crisma, para indicar que así somos consagrados a imagen de Jesús, el Ungido del Padre. La vela encendida en el cirio pascual es símbolo de la luz de la fe que los padres, los padrinos y las madrinas deberán custodiar y alimentar continuamente, con la gracia del Espíritu. Con el bautismo se nos da la vida nueva en Jesús, Salvador de toda la humanidad.

Leer más:El Bautismo del Señor

2014: La Fe es nuestra Fiesta

Anuncio de las celebraciones movibles

Queridos hermanos: Dentro del Tiempo de Navidad hemos iniciado un nuevo año que guiará nuestros pasos en nuestro caminar en la fe, la esperanza y la caridad durante el Año 2014, por eso os digo:

La gloria del Señor se ha manifestado y se continuará manifestando entre nosotros, hasta el día de su retorno glorioso.

En la sucesión de las diversas fiestas y solemnidades del Tiempo Litúrgico, recordamos y vivimos los misterios de la salvación.

Centro de todo el año litúrgico es el Triduo Pascual del Señor crucificado, sepultado y resucitado, que este año culminará en la Noche Santa de Pascua que, con gozo, celebraremos el día 20 de abril.

Cada domingo, Pascua semanal, la santa Iglesia hará presente este mismo acontecimiento, en el cual Cristo ha vencido al pecado y la muerte. Por ello, es de suma importancia la asistencia dominical a la Eucaristía.

Leer más:2014: La Fe es nuestra Fiesta

Epifanía del Señor

Magos de Oriente: “…hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo.”

¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo. El evangelista Mateo recuerda, el día de Reyes, el conocido relato de unos personajes venidos de Oriente, a los que se da el nombre de Magos, que contemplando la aparición de una estrella en el firmamento, se pusieron en camino para adorar a un niño llamado a ser Rey de los judíos. El texto evangélico apunta cómo los mismos judíos se inquietaron ante tal noticia, cómo el rey Herodes interrogó a las autoridades religiosas y cómo. finalmente, los Magos, siguiendo en su búsqueda, hallaron el objeto de sus ansias, y se postraron adorando al anunciado Rey. Cumplida su misión, volvieron a su lugar de origen por otro camino.

Leer más:Epifanía del Señor

Reyes Parroquiales

El viernes 3 de enero, a las 19:30 h., celebraremos lo que ya se ha hecho tradicional en nuestra parroquia: Los Reyes Parroquiales, donde tendremos un tiempo de oración y la entrega de Evangelio 2014, tras lo cual degustaremos el clásico Roscón de Reyes, acompañado de delicioso chocolate, con lo que celebraremos anticipadamente, la fiesta del lunes 6.

Con este motivo, la EUCARISTÍA de este viernes 28 SE ADELANTA A LAS SIETE DE LA TARDE