Cena Parroquial

El próximo sábado, tras la Vigilia Pascual, realizaremos, como es tradcional, la Cena Parroquial. Estaís todos invitados. Inscripciones en el Despacho Parroquial hasta el 25 de marzo.

Son 10€.

¡Os Esperamos!

San José y nuestro Seminario de Madrid

El Santo varón más venerado de la Iglesia Católica

Hay una gran ausencia en nuestra expresión con referencia a San José, hablamos muy poco de San José, a pesar de su responsabilidad, junto con María, de la educación y crianza de Jesús. Las escenas evangélicas nos dan cuenta de la talla de hombre que era san José y adentrándonos sólo un poco detrás de las líneas del Evangelio, comienza a brillar con luz propia la santidad de ese hombre tan poco vistoso y espectacular. Hay que decir que José de Nazaret era un hombre verdaderamente normal y según la Biblia era, incluso, un “hombre justo”. Uno de los rumbos que su vida estaba tomando era el de comenzar a establecer una familia. Para ello, estaba ya desposado con una joven de Nazaret, llamada María. A San José Dios le confió a su Hijo para el Plan de la Redención de toda la humanidad. Sus hombros tuvieron que soportar el peso de la responsabilidad. Sus ojos y su inteligencia tuvieron que velar por los tesoros del Padre: la Virgen Santísima y Jesús, el Verbo encarnado. Y José no lo defraudó. José fue fiel. José cumplió su misión. 

José educa a Jesús, que va creciendo. José le va enseñando todo sobre la vida y la naturaleza,  lo que después improvisará en sus parábolas y predicación. Jesús va a la sinagoga cogido de la mano de sus padres, José y María. Jesús ora en familia con José y María. La vida de José es una vida de oración y de trabajo, de hogar y de amor, de austeridad y de pobreza.

Hoy, con el lema “Sé de quién me he fiado”, nuestra Iglesia de Madrid celebra también el día del Seminario para poner el cuidado de los seminaristas al amparo de San José para que cuide de ellos como bien supo hacerlo con Jesús. En Nuestro Seminario de la Inmaculada y San Dámaso de Madrid se forman unos 135 seminaristas. La cifra nos puede parecer mucho pero la realidad de la necesidad pastoral nos dice que no, ya que cuando hay que sustituir a un cura por alguna necesidad pastoral no es fácil porque no hay suficientes sacerdotes. El Seminario es el hogar, comunidad educativa, donde se forman sacerdotes que dan vida a la Iglesia en la atención sacramental y pastoral. Por eso hoy se nos invita a todos a asumir la responsabilidad en la formación humana, pastoral, intelectual y piadosa de nuestros futuros sacerdotes ayudando al sostenimiento económico que ello conlleva y rezando por ellos, para que sean fieles a la llamada que han recibido.

¡Vive para Cristo! En el hermano está Cristo

Este quinto domingo de Cuaresma, el Evangelio de “Jesús y la mujer adúltera” (Jn 8, 1-11) nos muestra el amor compasivo de Jesús y su sabiduría salomónica, la primacía del perdón, en contraposición con la ley de los hombres. Pero lo que más pone de relieve es la primacía de la persona humana: su valor está por encima de todo. Es decir, para Jesús las instituciones, los gobiernos y las leyes deben estar al servicio del hombre y de la mujer; y no al revés. Para los judíos ninguna institución había tan sagrada como “el sábado”; sin embargo, Jesús enseñó: “No está hecho el hombre para el sábado sino el sábado para el hombre” (Mc 2,27). Para los judíos, la adúltera no cuenta como ser humano y su pecado es solamente una buena oportunidad para hacer quedar mal a Jesús. Salomónicamente, Jesús dirá “quien esté sin pecado que tire la primera piedra”. Bastó eso -y lo que Jesús escribía en el suelo-, para que los acusadores se fueran “retirando uno a uno empezando por los más viejos”, como observa Juan. Para nosotros, una de las consecuencias de la primacía de la persona humana, es reconocer siempre su dignidad.

Leer más:¡Vive para Cristo! En el hermano está Cristo

Celebración comunitaria del Perdón

El miércoles 13 de marzo tendremos la celebración comunitaria del Perdón. Con el fin de que no termine demasiado tarde, LA EUCARISTÍA DE LA TARDE SE ADELANTA A LAS 19:00 h. y a continuación comenzaremos el acto penitencial. Habrá facilidad para confesarse, pues está previsto que venga algún sacerdote de refuerzo. El Señor nos convoca y nos ofrece la reconciliación, tan necesaria para vivir estas fiestas que se avecinan como auténticos testigos, limpios de toda culpa.

Día del Seminario

El próximo domingo, 17 de marzo, es el Día del Seminario. Los futuros sacerdotes que se forman en el Seminario necesitan todo nuestro apoyo y por ello invitamos a orar por ellos.

Además  de nuestras  oraciones,  también  necesitan  nuestro apoyo económico, por lo que apelamos, una vez más, a vuestra generosidad. La colecta del sábado y domingo próximos será destinada al Seminario diocesano de Madrid. Gracias por vuestra ayuda.

Información en la Conferencia Episcopal

Seminario de Madrid

 

La casa donde se vive más y mejor es la casa del Padre

“…he pecado contra el cielo y contra ti; 
ya no merezco llamarme hijo tuyo.”
 

(Lc 15)

Quisiera llamar la atención sobre estas palabras.  Siempre pensamos que la felicidad la podemos alcanzar fuera…, más que dentro de nuestra propia casa. No somos unos impuros y otros puros, ni otros plantas venenosas y otros plantas perfumadas. Eso sí… Dios a todos trata por igual. ¡Qué matemática tan rara la de Dios! ¡Qué desconcertante Dios!

Dios respeta nuestra libertad. Sufre, estoy convencido,  al sentir y contemplar a este mundo nuestro tan de espaldas a Él. No me cuesta esfuerzo imaginar a un Dios, con lágrimas en sus ojos,  al comprobar cómo la vieja Europa va alejándose montada en el euro o muriendo en pos de sueños vanos, amenazada por la inseguridad o la ansiedad insaciable de los que quieren vivir a costa de cualquier precio.

Leer más:La casa donde se vive más y mejor es la casa del Padre