Acoge el perdón de Dios

Cuarto Domingo de Cuaresma: reconciliación

Muchas personas tienen una imagen deformada de Dios. No terminamos de comprender que Dios no es un dios vengador, justiciero, castigador, o un dios que “me rechaza porque soy indigno o indigna, porque lo he negado y traicionado tantas veces con mis pecados”. Tendemos a pensar que “lo que estoy sufriendo es un castigo divino por el mal que he hecho”. ¡Cuántas veces pensamos que Dios ya no puede o no quiere perdonarnos, creemos que no merecemos el perdón divino y terminamos diciéndole al Señor: «¡apártate de mí que soy un pecador!» (Lc 5,8).

Según esta concepción, sólo los justos, los puros, los que hacen méritos cumpliendo estrictamente Su Ley serán admitidos por Dios como miembros de su pueblo. Según esta idea, como pensaban los fariseos y escribas, no somos capaces de ver que Dios es un Dios de misericordia, que no quiere la muerte del pecador sino “que el malvado se convierta de su conducta y viva” (Ez 33,11).

Leer más:Acoge el perdón de Dios

Podar, regar, trasplantar, clarear, guardar, cavar: todo es necesario para dar fruto

Reflexión semanal sobre la cuaresma

Cada vez que llega el otoño, los que vivimos todavía cerca del campo, tenemos la suerte de asistir a uno de esos ritos obligados por parte de los agricultores: la poda. Todos nosotros somos ese inmenso huerto de frutales, dispersos por los cinco continentes, y que Dios plantó hace mucho tiempo con un doble objetivo: estar unidos a Él y recoger algo de las yemas de nuestra vida.

La cuaresma es una oportunidad para acudir a esa gran lección de horticultura, magistral y oportuna, que nos ofrece Dios en el evangelio de hoy con la imagen de la higuera:

Leer más:Podar, regar, trasplantar, clarear, guardar, cavar: todo es necesario para dar fruto

¡Conviértete! Ve a su encuentro

Tercer Domingo de Cuaresma

Había pasado ya bastante tiempo desde que Jesús se había presentado en su pueblo de Nazaret como Profeta, enviado por el Espíritu de Dios para anunciar a los pobres la Buena Noticia. Sigue repitiendo incansable su mensaje: Dios está ya cerca, abriéndose camino para hacer un mundo más humano para todos. Pero es realista. Jesús sabe bien que Dios no puede cambiar el mundo sin que nosotros cambiemos.

Por eso, en este tercer domingo de Cuaresma, la Palabra quiere despertar en la gente la conversión: “Convertíos y creed en esta Buena Noticia”. Ese empeño de Dios en hacer un mundo más humano será posible si respondemos acogiendo su proyecto y las Escrituras nos dicen: ¡CONVIÉRTETE! VE A SU ENCUENTRO. Va pasando el tiempo y Jesús ve que la gente no reacciona a su llamada como sería su deseo. Son muchos los que vienen a escucharlo, pero no acaban de abrirse al “Reino de Dios”. Jesús va a insistir. Es urgente cambiar antes que sea tarde.

Leer más:¡Conviértete! Ve a su encuentro

¿Vives la Fé? Lee la Palabra

Segundo domingo de Cuaresma

La Transfiguración del Señor que hoy celebramos (Lc 9, 28-36), es una fiesta de luz y gloria, y para Jesús es su manifestación más contundente de quién es Él, pues se unen para decirlo, Dios, la historia y la naturaleza. Dios, que lo proclama su Hijo amado y que nos manda escucharlo (que es vivir como Él); la historia de Israel, representada por Moisés y Elías; y la naturaleza, que suspende sus leyes, para hacer que su rostro y vestidos brillen como el sol. Su Transfiguración es además un anticipo de su resurrección. Jesús acepta la muerte y morirá, pero al tercer día su cuerpo resucitará glorioso, lleno de luz.

Leer más:¿Vives la Fé? Lee la Palabra

Dame, Señor, tu mirada

Retiro de Cuaresma en la Parroquia

El pasado sábado 16 de febrero tuvimos, como todos los años, el retiro de Cuaresma, que fue impartido por D. Ángel García Torremocha, director de la R.U.E. de los Padres Somascos, quien nos hizo reflexionar sobre el tema “Dame, Señor, tu mirada”.

Ser miradas y mirados para poder mirar…

Leer más:Dame, Señor, tu mirada

Convivencia Cuaresmal

Los jóvenes y adolescentes de navegantes y caminantes (postcomunión y confirmación) estuvimos de convivencia los pasados 23 y 24 de febrero. Visitamos la Catedral de la Almudena y pasamos un día estupendo en el Seminario de Madrid, preparándonos para la Cuaresma.
Convivencia Cuaresma 2013