Miércoles 14: Celebración Penitencial

 

En este tiempo de Adviento en el que nos preparamos para celebrar y recordar el nacimiento del Hijo de Dios, es bueno que juntos nos pongamos ante el Señor para reconocernos pecadores y necesitados de su gracia. Esperamos del Señor su perdón y su misericordia. Esperamos que su gracia ablande nuestro corazón endurecido para que el grito de los profetas aliente nuestro esfuerzo de conversión: «Preparad el camino al Señor».

No podemos hacer bien un camino si antes no lo hemos preparado. Tampoco se trata de que si no preparamos el camino hacia el encuentro del Niño-Dios, el Señor no vaya a venir; se trata de que quien no prepare su camino, no se encontrará con Él. Nuestro esfuerzo se debe ajustar a la certeza de la proximidad del Señor. Queremos recorrer el camino preparados y con la disponibilidad necesaria.

Este miércoles, 14 de diciembre, a las siete y media de la tarde, tendremos  la oportunidad de allanar nuestro camino con el sacramento de la confesión.

Te esperamos. No te pierdas esta oportunidad única para hacer las paces con Dios después de haberlas hecho con tu hermano depositando la piedra en la cesta del templo.