Redes

Síguenos en...

 
Carta Apostólica de Benedicto XVI

El Papa ha convocado el Año de La fe mediante la carta apostólica “PORTA FIDEI“ (La Puerta de la Fe). Es una carta muy densa de contenido donde, en 15 apartados nos va mostrando el verdadero camino hacia la autentica fe.

Leer más...
 

Latest JEvents

No events

Recibe la hoja parroquial en tu correo

Abre los ojos, Jesús nos muestra el camino

Bajo el lema “Él nos lleva a la Verdad” se nos invita a la oración, al silencio, a la devoción, al perdón, y a dar fruto

La cuaresma es tiempo de cambiar, tiempo de conversión. Durante estos cinco domingos, vamos a caminar hacia Dios, vamos a transformar nuestras vidas como preparación para el gran momento; el encuentro con Él. Pero la ruta a seguir no es una cualquiera; Jesús nos muestra el camino, es nuestro guía y la Luz que ilumina el sendero.

 

Bajo el lema “Él nos lleva a la Verdad”, caminaremos hacia el Reino de Dios. Y para ayudarnos en nuestro caminar, utilizaremos unos símbolos que serán el bastón que haga más liviano el camino, el bastón que soportará el peso, el bastón que nos evitará tropiezos,…

La primera semana, resaltamos la ORACIÓN como la mejor vía para llegar a Él. Propusimos buscar un acercamiento a Dios a través de la oración: porque cuando rezamos, estamos pidiendo perdón (reconocemos nuestras faltas); cuando rezamos, damos gracias (reconocemos nuestra pequeñez y Su grandeza, reconocemos nuestra dependencia del Padre). Por eso, depositamos, a los pies de la Cruz, unos saquitos de arena; “descargamos lo que nos pesa en Él.

Pero muchas son las veces que los ruidos no nos dejan oír Su voz. Por eso, esta segunda semana, queremos resaltar que es necesario el SILENCIO para escuchar a Dios. Por eso, en el Templo veremos unos carteles que nos lo van a recordar.

Esta Cuaresma también nos hablará, durante la tercera semana, de la Ley de Dios, y nosotros trataremos de vivir según la misma, recuperando la DEVOCIÓN. Nos invitarán a participar más activamente de las devociones, rezando el rosario, asistiendo a las charlas cuaresmales, a las Eucaristías,…

La Cuaresma es tiempo de conversión, pero también de perdonar y ser perdonados. Por eso, la cuarta semana resaltaremos el PERDÓN. Jesús nos dejó Su mandamiento; amarnos los unos a los otros, como Él nos amó. Por eso, debemos perdonar a los que nos han ofendido y, sobre todo, debemos pedir perdón a los que ofendemos. Pero, sobre todo, debemos pedirle perdón a Dios. Por eso, esta cuarta semana se nos invitará a acercarnos al perdón en el Acto Penitencial que se celebrará.

Estamos, ya en la quinta semana, muy cerca de Su llegada. Es el momento de que todo nuestro trabajo dé su fruto, porque la semilla que no da fruto, muere. Y nosotros queremos vivir en Jesucristo y como Él lo hizo; queremos DAR FRUTO de vida. Por eso, durante esta semana, trataremos de obrar según sus enseñanzas, dando servicio a aquellos que lo necesitan, como Él hizo.

Más contenidos

Dí que te gusta...