Redes

Síguenos en...

 
Carta Apostólica de Benedicto XVI

El Papa ha convocado el Año de La fe mediante la carta apostólica “PORTA FIDEI“ (La Puerta de la Fe). Es una carta muy densa de contenido donde, en 15 apartados nos va mostrando el verdadero camino hacia la autentica fe.

Leer más...
 

Latest JEvents

No events

Recibe la hoja parroquial en tu correo

19 de marzo, San José

San José fue esposo de María y padre legal de Jesús. La gran humildad de que dio pruebas ejerciendo el oficio de carpintero, la solicitud con que rodeó la infancia del Salvador, su respeto para con la Madre de Dios, lo hicieron digno de morir en los brazos de Jesús y de María. ¡Oh dulce muerte! ¿Quieres tú morir como él? Imita sus virtudes e invoca su protección

A San José Dios le encomendó la inmensa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia. Es por eso el santo que más cerca esta de Jesús y de la Santísima Virgen María.

No era padre natural de Jesús, pero José lo adoptó y Jesús se sometió a el como un buen hijo ante su padre. ¡Cuánto influenció José en el desarrollo humano de Jesús! ¡Qué perfecta unión existió en su ejemplar matrimonio con María!

San José es llamado el "Santo del silencio." No conocemos palabras expresadas por él, tan solo sus obras, sus actos de fe, amor y protección como padre responsable del bienestar de su esposa y de su Hijo. José fue santo desde antes de los desposorios. Un "escogido" de Dios. Desde el principio recibió la gracia de discernir los mandatos del Señor.

Las principales fuentes de información sobre la vida de San José son los primeros capítulos del evangelio de Mateo y de Lucas. Son al mismo tiempo las únicas fuentes seguras por ser parte de la Revelación. San Mateo.

Probablemente nació en Belén, la ciudad de David del que era descendiente. Pero al comienzo de la historia de los Evangelios, San José vivía en Nazaret.

San José fue en santo ejemplar. Colaboró con su esposa en la formación humana de Jesús. Le enseñaría su oficio con todo cariño. Por eso la Casa de Nazaret se ha llamado el Primer Seminario y tal vez por eso alrededor de su fiesta se celebra el Día del Seminario.

Encomendémonos a San José, el Santo varón, y celebremos su fiesta con alegría, pues es digno de ello.

Más contenidos

Dí que te gusta...