Redes

Síguenos en...

 
Carta Apostólica de Benedicto XVI

El Papa ha convocado el Año de La fe mediante la carta apostólica “PORTA FIDEI“ (La Puerta de la Fe). Es una carta muy densa de contenido donde, en 15 apartados nos va mostrando el verdadero camino hacia la autentica fe.

Leer más...
 

Latest JEvents

No events

Recibe la hoja parroquial en tu correo

El trabajo consagrado a Dios

Celebramos a San José, bajo la faceta de trabajador artesano ofrecido al Señor

La fiesta de San José Obrero, que celebraremos el día 1.° de mayo, refleja la espiritualidad que conlleva el trabajo. San José, participaba de la espiritualidad y valoración del trabajo, basada en el Génesis: “Yahvé Dios, tomó al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivara y lo cuidara.” (Gén 2, 15)

Toda obra humana sobre la creación, es una continuación de la obra creadora de Dios. Con su trabajo, el ser humano hace brotar de las cosas toda su utilidad y belleza; un tronco que estaba en medio de un bosque pasa a ser una mesa donde una familia se reúne. El trabajo humano es el que realiza este proceso de transformación, y así el hombre y la mujer ejercen sobre el mundo el señorío que Dios les ha confiado. Por eso, podemos afirmar que trabajar es “perfeccionar el mundo” (en hebreo, tikum olam), porque es hacer que surja de las cosas creadas la luz que Dios ha puesto en ellas. Desde esta perspectiva, no hay ningún trabajo, por más pequeño que sea, que no tenga su grandeza.

Mirar a José, María y Jesús en su realidad cotidiana en Nazaret -en su vida de trabajo y en su realidad social- nos lleva a vivir más intensamente nuestra existencia en el día a día. Esas cosas pequeñas que, por rutinarias y quizás poco atractivas, nos hacen pensar que nuestra vida no tiene valor o se desperdicia en acciones intrascendentes. No hay nada humano intrascendente desde la Encarnación del Hijo de Dios. Todo acto humano está cargado de sacralidad, de sentido a los ojos de Dios.

En estos tiempos el trabajo se ha vuelto una realidad problemática por muchos factores: desocupación, condiciones abusivas, falta de cultura del trabajo, inestabilidad, y otros factores que conforman la situación actual de los trabajadores y de los desocupados. Pidamos la intercesión de San José para que cada persona y cada familia tengan un trabajo digno y, también gracias a eso, cada casa sea otro Nazaret.

Más contenidos

Dí que te gusta...