Navidad solidaria

<Cada año que seguimos en la crisis, la realidad de la pobreza, el paro, la marginación y el “sinhogarismo”, van creciendo y precisamente por eso, no podemos quedarnos indiferentes. A nuestro alrededor, e incluso en nuestra propia vida, se va instaurando el desánimo, la desesperanza  y hasta el derrotismo, porque lo que nunca tuvimos y creíamos que podíamos alcanzar ya es casi inalcanzable; o porque lo que ya habíamos conseguido lo hemos perdido de un plumazo, o porque aquello que ya estaba ahí, cercano, se ha volatilizado.

Pero no se puede ceder ante esos pensamientos pesimistas sino que hay que pararse y reflexionar, y si es necesario, romper con el ritmo de vida al que estábamos acostumbrados y buscar alternativas; en definitiva, hay que RESURGIR. Cáritas nos propone que vayamos contracorriente y “dedicar las 24 horas para la VIDA, es decir, emplear nuestro tiempo en aquello que nos llena de VIDA en mayúsculas, y en aquello que contribuye a dar y contagiar VIDA a nuestro alrededor”.

Bajo el lema “Vive con sencillez y trabaja por un mundo más justo”, la Colecta de Navidad de Cáritas, que tendrá lugar el próximo 23 de diciembre, nos invita en este contexto de crisis, cada vez más incierto y desconcertante, a reflexionar sobre nuestra relación con el trabajo, con lo que significa y con lo que esperamos de él. Y para llevar a cabo esta sugerencia, nos propone:

- Romper con el vivir sumidos en el consumismo, el afán de tener y poseer, para tomar la opción de vivir sencillamente.

- Romper con el vivir individualista, encerrado en mi mundo de intereses y poner en circulación la moneda de la Gratuidad para que crezcan los bienes relacionales.

- Romper con el vivir aceleradamente descuidando las cosas importantes de la vida, y dedicar tiempo a la vida, a llenarse de vida y ser contagiador de Vida.

CÁRITAS se afana día a día, a través de su compromiso, en ser ese contagiador de vida para todos aquellos que se sienten excluidos, marginados, u olvidados por el sistema, acompañándoles, ayudándoles y dándoles una vida digna, pero sin la colaboración de todos, resulta imposible conseguirlo.

Una vez más en estas fiestas queremos contar con vosotros, con vuestras oraciones, con vuestra ayuda económica, de alimentos, ropa y ofertas de empleo. GRACIAS POR HACER UN MUNDO MEJOR Y MÁS JUSTO, GRACIAS POR SER TAN SOLIDARIOS