Redes

Síguenos en...

 
Carta Apostólica de Benedicto XVI

El Papa ha convocado el Año de La fe mediante la carta apostólica “PORTA FIDEI“ (La Puerta de la Fe). Es una carta muy densa de contenido donde, en 15 apartados nos va mostrando el verdadero camino hacia la autentica fe.

Leer más...
 

Latest JEvents

No events

Recibe la hoja parroquial en tu correo

Jornada de la Infancia Misionera

Con los niños de Europa… acogemos a todos como Jesús

Este domingo, 27 de enero, se celebra la Jornada de la Infancia Misionera, para suscitar en niños y no tan niños, el deseo de compartir con otros, mediante la oración y la ayuda económica, la alegría de ser “misioneros” de Jesús. Así, pequeños y mayores, aprendemos a colaborar con otros niños consiguiendo ayudar a aquellos que más lo necesitan en cualquier parte del mundo.

Quienes han tenido la gracia de encontrar y seguir a Jesús, han vivido una experiencia irrepetible. Han descubierto en Él un corazón grande donde no es posible la acepción de personas. Los niños no tienen fronteras en su corazón y son especialmente sensibles a iniciar relaciones de amistad con otros niños, independientemente del color de piel o de su raza. Urge ayudarles, a la vez, a superar cualquier frontera que pudiera entorpecer la acogida de aquellos que pudieran tener cualquier limitación o defecto.

“Con los niños de Europa… Es la última etapa del recorrido que están haciendo los niños de Infancia Misionera por los cinco Continentes: Asia (2009), África (2010), Oceanía (2011) y América (2012).

…acogemos a todos como Jesús” Para concluir su viaje, los niños llegan a Europa. El itinerario recorrido ha tenido estas etapas: “buscar a”, “encontrar a”, “seguir a” y ”hablar de” Jesús. Han sido experiencias formativas y misioneras. Ahora toca unirse a todos los niños de Europa para “acoger” a los de otros continentes como lo hizo Jesús.

A esta causa va destinada la colecta de hoy. Como Jesús nos enseña en los Evangelios, ayudar al prójimo es la base de nuestra misión cristiana. Todos somos misioneros y debemos difundir la Palabra de Dios, y ¡qué mejor forma de hacerlo que a través de nuestros actos!

Más contenidos

Dí que te gusta...